Prensa

Cuando uno tiene el privilegio de realizar catas verticales de Ariyanas de Bodegas Bentomiz, la mayor de las sensaciones es que siempre uno encuentra la identidad de la Axarquía. Indiscutibles los matices minerales, pizarrosos y salinos de este maravilloso enclave, de estas maravillosas cepas, ancestrales, cuidadas, respetuosas e identitarias de una de las regiones más emblemáticas de la viticultura española.

Cristina de la Calle, sumiller, 04.2020

Ariyanas Romé Rosado

Este rosado elaborado con la variedad romé es perfecto para aquellos aficionados que no quieran renunciar a ciertas dosis de descubrimiento y exotismo. Se trata de una uva autóctona tinta cultivada en las escarpadas laderas de la Axarquía malagueña y que se solía destinar al vino de consumo doméstico, pero que, entre otras virtudes, puede presumir de una fantástica acidez. Bentomiz la elabora con mucho mimo dándole hasta ocho meses de crianza sobre lías. Más allá de los habituales toques a frutos rojos propios de la categoría, hay un plus de sapidez y un toque de piedra seca en final de boca que se puede asociar muy bien a los suelos pizarrosos de la zona.

Romé Rosado 2018 en Spanish Wine Lover, art. «15 Vinos para celebrar el Fin del Confinamiento» 06.2020

Rosado muy especial por su carácter aromático y su sensacional paleta de matices. Flores, cerezas, crujientes, pomelo y un fino matiz mineral que lo engrandece. Volumen en boca, sabroso, mantiene la armonía en todo momento y queda un final largo y muy completo

MiVino 246 10.2020, En Busca de la Uva Perdida

Me gustan los rosados que hablan con voz queda y que ganan en matices y detalles con reposo en botella. Ariyanas Romé es uno de ellos. Hierro y matorral, brezo y pizarra: aromas austeros y radicales son los primeros que hablan, los de la tierra y su uva predilecta. Con paciencia asoman rosas secas y el fruto del madroña, jazmines y violetas con la luna nueva, fresas silvestres y un lejano recuerdo del mar azul, que es salado. La noche serrana termina susurrando su tesoro de frescura. Esas fragancias son, también, las del patio encalada en primavera, geranios y naranjos en flor.

Joan Gómez Pallarès, El País 08.2016, Un Mar de Pizarra y Flores

Ariyanas Seco Sobre Lías Finas

El Ariyanas seco sobre lías finas
se sirve en los menús de degustación de
El Celler de Can Roca desde 2011.

Ariyanas Seco 2018, 94 puntos.
La Guía de Vinos 2021 – 100 Vinos Que No Te Puedes Perder

92 puntos. Pajo alimonada. De notable intensidad; aromas de licis, albaricoque, flor de azahar, puntas amlibaradas, notas cítricas, cereales, miga de pan y balsámicos. Muy fresco, untuoso, sápido, sensaciones de melocotón, paraguaya, nisero, pomelo rosa, flor de sauco, puntas melosas, camomile y mientoles.

Guía de Vinos Gourmets 2018

Uno de los mejores moscateles secos que he probabo en mi vida.

Julia Harding MW, Jancis Robinson’s Purple Pages 07.2018

Esencia pura de flores blancas, de jazmines silvestres pletóricos de luz, acacias mecidas por la brisa marina, flores prematuras de almendro, azahar de patio andaluz en mis recuerdos de infancia. Sabores que juegan a encontrar el atrevido equilibrio de la frescura de infinitas gotas de rocio, el amargo final de un beso de despedida, la salinidad pura del fondo oscura del mar. Un semblante que es ala vez serio y amable, nos deja un recuerdo persistente del que no queremos soltamos para no regresar de la pristina poesía que nos cautiva con mil flores embotelladas.

Mario Cavaradossi, Verema.com 01.2018

Competición Sabor a Málaga 2016: Mejor Vino Blanco Seco

Ariyanas Tinto

Ariyanas Tinto de Ensamblaje 2013. Nariz, muy notable la fruta negra madura con notas balsámicas qu arropan los matices de hojarasca, trufa negra, cueva, champiñón, tierra mojada, pizarra y anisados. En boca, vino con mucho carácter en su ataque, con taninos muy nobles y golosos, acidez en su punto justo de tensión. Paso de boca que recuerda a frutas en sazón, muy profundo y largo.

Cristina de la Calle, sumiller, 04.2020

93 puntos. Personal e intransferible, vestido por notas balsámicas desde el principio y que suponen una explosión de sabores al final en boca. Distinto, excelente, serio y sabroso.

ABC Guía de Vinos 2019

Una gran elegancia, de buena acidez en boca que lo hace fresco remarcando el carácter balsámico y recuerdos de fruta negra y tinta china. Todo un espectáculo.

Juanma Galán 2017

Ariyanas Naturalmente Dulce

La Asociación Española de Periodistas y Ecritores de Vino, AEPEV, el día 1 de enero 2020 publicó su selección (11a edición) de los mejores vinos y eserituosos de 2019, y consideró el Ariyanas Naturalmente Dulce 2012 mejor vino del año 2019 en la categoría de vinos dulces.

AEPEV 2020

93 puntos. Amarillo oro. Intenso, primario y aromático, recuerdos de orejones, melocotón en almíbar, limon escarchado, balsámicos, mandarina, miel de romero y finos hidrocarburos. Sápido, equilibrado entre el dulzor y la acidez, fresco y jugoso paso y persistente final..

Guía de Vinos Gourmets 2020

Ariyanas Terruño Pizarroso

93 puntos. Dorada intenso. Complejo, aromático, recuerdos de nispero, piña madura, almibarados, cera panal, amielados, piedra de rio, pimienta blanca, balsámicos. Sabaroso, unctuoso, primario, equilibrado. Sensaciones de fruta de hueso, jazmin, almendra cruda y pizarra. Marcado carácter mineral.

Guía de Vinos Gourmets 2020

Unctuoso, glicérico, con dulzor fresco y exquisita elegancía de resonancias mediterráneas.

El País 03.2019

Competición Sabor a Málaga 2013: Mejor Moscatel Dulce

Competición ICEX Wines from Spain, campeón en su categoría

Competición Iberwine 2012 Premio Especial «Iberwine Excellence» al vino mejor puntuado de todo el certamen

Ariyanas David

92 puntos. Intenso con muy buena longitud en boca, bastante finura en este tinto dulce con uva que se presta a vivir con cierta frescura y a dejar vivir.

ABC Guía de Vino 2020

No es facíl encontrar la dulzura de un niño en un vino, y menos aún cuando esa dulzura, esa delicadeza, se conjuga casi de manera contradictoria, con la profundidad y la madurez que solo la experiencia de los años es capaz de conseguir. En un vino, al igual que en una persona. Ariyanas Davíd tiene nombre de niño, pero su alma se hace grande, añada tras añada, sin apartamos nunca de esa inocencia primigenia que siempre ha sido su razón de existir.

Martson, Verema.com 07.2018

PiXel

PiXel 2019. Vino blanco de color amarillo limón pálido, con aromas medios a pera, lichi, paraguayo, melón, con puntas de mantequilla y jazmín. Limpidez y joven. En boca es seco, con acidez media, alcohol medio y cuerpo ligero. Intensidad media con muchas notas de pera de agua y lima-limón-naranja.
Un vino simple, para beber y cocinar pescado al horno como armonía (lubina con cebolla pocha).

Javier Azcona, Verema.com, 01.2021

El vino Pixel 2019 es un vino que aunque muy fácil de beber despliega una gran personalidad, la del carácter de sus dos uvas que manteniendo su idiosincrasia personal, se combinan en un todo indivisible, muy bien trabajado. Un vino extremadamente versátil y polivalente, que va a convertirse en una herramienta muy útil para el sumiller o el jefe de sala, por su frescura y potencia, su ligereza y complejidad, su intensidad y equilibrio. Puede acompañar plantando cara y contraste, desde todo tipo de entrants, sopas y ensaladas, a pescados blancos y azules y carnes blancas, pasando por el marisco, todas las verduras—incluyendo espárragos y alcachofas—y las aves de granja.

Mara Funes Rivas, VinObjectivo, 03.2021

Rayya

Rayya 2020. Torrente de fruta roja, viva y fresca, que emana de la copa como fluye animosa la sabia de las vides cuando el sol las despierta. Manantiales de aromas de dulces de infancia, golosinas rojas que evocan momentos en los que una vez fuimos felices, conmovidos en nuestra inocencia por el sabor inolvidable de ese primer caramelo de violeta, de aquel regaliz de fresa que compartimos como párvulos, con la complicidad de lo prohibido.
Decía el poeta que uno siempre vuelve a su tierra, en busca de la verdad más pura que se esconde en nuestras memorias de niñez, esa misma verdad que rememora los sabores primarios de este vino, que nace en el interior mismo de las uva moradas y exuberantes de Tempranillo, recogiendo de los jugosos frutos la esencia primigenia que marca por siempre su carácter veraz y directo, hiriente en lo diáfano de sus aromas, amable, goloso y divertido en su explosión frutal de fresas maduras y plátano, de yogur de macedonia.
No hay máscaras ni disfraces que oculten la cara más rotunda de este vino honesto y sincero, que llena la boca de aromas francos que discurren fluidos, con la textura del terciopelo, con la explosión de sabores de los fresones frescos en sazón, de las guindas en licor, carnosas y crujientes, y el ligero amargor, sugerente y atrevido, del chocolate negro. Un vino tan necesario como la libertad en tiempos de opresión, tan irreverente como el amor en momentos de odio, tan atrevido como la verdad en un mundo de falacias.

Mario Caravadossi 02.2021

Lobban-Bentomiz

Vino espumoso, amarillo limón pálido con burbujas finas y abundantes, muy centrales en copa. Aromas de bricho, panadería ligera y fruta blanca y de hueso como pera, membrillo, melocotón, paraguayo, melón, flores blancas, herbáceos, mineral. En boca es casi seco, un Brut poco dulce a pesar de un licor de expedición » brutalmente» bueno. Alcohol medio-, acidez media, jugosa, crispy y refrescante, que invita a beber el siguiente sorbo. Ampuloso y directo, cuerpo medio+, intensidad media+ en aromas y en boca con muchos cítricos, aparece limón y mandarina. Final medio plus, casi largo, que denota finura.
Lo más importante es el equilibrio completo del vino en acidez, alcohol, método, varietal ( se notan las uvas del Penedés), concentración de aromas con intensidad en todo momento.

Javier Azcona, Verema.com, 01.2021

Lobban-Bentomiz edición limitada

Vino de color amarillo pálido, de aromas limpios de intensidad media con recuerdos naturales de fruta cítrica (pera de agua, limón, pomelo, membrillo), miel y flores blancas. En boca presenta espuma muy cremosa y abundante, jugosa. Acidez media, casi seco, alcohol medio, cuerpo medio. Notas metálicas, tipicas del espumoso (cava) del Penédes, rusticidad y fruta (pera, melón, melocoton blanco), notas forales (jazmin), piedra caliza. Intensidad media+. Final medio+ en longitud, sabroso y cítrico con las notas de algodón de azúcar sauve.

Nota – el licor de expidación es Terruño Pizarroso – ¡vaya tela!

Javier Azcona, Verema.com, 04.2020